Punta Alta habla sobre cannabis medicinal

0

La historia del cultivo en el mundo y su adaptación en Argentina, el prohibicionismo estadounidense, los preparados de cannabis, desde su química, calidad e impacto en la salud, fueron algunos de los tópicos tratados en la jornada organizada de manera conjunta por la Secretaría de Salud municipal, INTA Coronel Rosales y la ONG Cannabis Medicinal Bahía Blanca.

La jornada, gratuita y abierta, se desarrolló a mediados de junio en el auditorio de la Biblioteca Alberdi, con una importante afluencia de público. Entre los disertantes estuvieron la doctora Virginia Ventura, el ingeniero agrónomo Francisco Mora, el técnico agropecuario Alejo Ferraras y el farmacéutico Alejandro Bucciarelli.
“El que haya profesionales en un buen número manifiesta un interés por estudiar y trabajar sobre el tema. Hay un ingeniero agrónomo que vino a contar los orígenes del mismo, que data de 5000 años atrás. El prohibicionismo surge en Estados Unidos en su momento, en rechazo al mexicano y al hombre de color que lo consumía”, señaló Adriano Ruelli, referente de la ONG Cannabis Medicinal Bahía Blanca.
Cannabis medicinal Bahia Blanca tiene personería jurídica y socios activos. Además, está inscripta en el Ministerio de Salud de la Nación como organización que estudia y educa sobre el cannabis. Empezó conformada por un grupo de jóvenes, que se juntaban de forma recreativa.
“Soy parte de la una asociación que surge hace 4 años, y nace por la demanda social sobre el tema. Enseñamos y conectamos a la gente con el cannabis. Tenemos médicos, y un grupo de profesionales que estudian sobre el tema”, refirió Ruelli.
Por caso, “Marcelo Morante, que es un médico referente a nivel país sobre cannabis medicinal, dictó un curso al cual fueron 3 médicos bahienses. El mismo se dictó en La Plata, y actualmente empezó uno nuevo debido a la demanda”.
Actualmente, se autoriza al Conicet y al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) a cultivar la planta para llevar adelante estudios que permitan producir y comercializar localmente el aceite de la planta de marihuana.
El preparado se utiliza con fines terapéuticos y paliativos, principalmente en la epilepsia refractaria. El aceite de Charlotte es el que se distribuye para la epilepsia, pero solamente responde en un 25% de los casos, mientras que el casero tiene un mejor rendimiento. Por eso también se promueve el autocultivo.
“Personalmente tengo una neuralgia del trigémino, por lo que tenía que usar 8 medicamentos. Esta enfermedad genera dolor, y por el uso de esas medicaciones tenía impedimentos debido al estado en el que me dejaba la medicación. El cannabis da una mejor calidad de vida”, confío el investigador.
Ruelli no dudó en poner en escena dos temas que tienen resistencia en algunos sectores de la sociedad: “Si ponemos el tema del aborto al lado de este, creo que van de la mano. La gente que marcho a favor del aborto, brego por una mejor la salud pública. En lo del cannabis es exactamente lo mismo”.
Se puede visitar la web de la organización en www.cannabisysalud.org.

Textuales
“Promovemos el autocultivo, ya que la mejor manera de hacerlo es uno mismo y en su casa. Es por eso que se pide la legalización de la planta. La ola verde vino para quedarse”.
“La ley hoy por hoy entiende que si andas con semillas, vas a hacer droga. En este aspecto la presión social, el empoderamiento de la mujer y la necesidad de solucionar un problema son ejes fundamentales para que temas como estos avancen. En el presente, para conseguir aceite de cannabis, se debe acceder al mercado gris”.
“El movimiento cannabico viene haciendo fuerza, y entre otras en este último tiempo se  logró realizar charlas en conjunto con el INTA. Cannabis Medicinal Bahía Blanca posee vínculos con universidades y el Conicet, con la  premisa en la educación a fin de suprimir varios preconceptos”.
“Hoy en día la ciencia desmitificó que la marihuana es la puerta de entradas a otras drogas. Es totalmente al revés, sirve como puerta de salida de otras drogas. El cannabis además actúa como neuprotector, es decir, nos protege las neuronas”.
“Cuanto el puntero no tiene marihuana, el tipo vende droga. No es que la marihuana te lleva a consumir otras cosas, además hay que saber diferenciar. Por ejemplo, la marihuana y el prensado paraguayo mueven millones de dólares entre países, y son dos cosas diferentes”.
“Tenemos todo para hacer el aceite. Universidades, cultivadores, investigadores y un buen clima y suelo. Se tiene que adoptar una política de salud pública en torno a este tema. Hoy en día está prohibido, salvo que tengas ampara judicial”.

Expositores
Las representantes locales, Silvina Bracamonte y la médica clínica Cristina Corino, inauguraron el evento, que contó con una breve introducción al trabajo de la Asociación Civil Cultivo mi medicina, por parte del técnico agropecuario Alejo Ferreras. Luego, Francisco Mora -ingeniero agrónomo y docente de la Universidad Nacional del Sur- explicó la historia del cultivo en el mundo y su adaptación en Argentina antes y post prohibicionismo estadounidense de la marihuana.
A continuación, el farmacéutico y docente de la UNS Alejandro Bucciarelli aportó una introducción completa a los preparados de cannabis, desde su química, calidad e impacto en la salud. También abordó los riesgos y estafas que existen en la comercialización del aceite en el mercado gris en sitios de comercio electrónico como mercadolibre.
Como conclusión, la médica emergentóloga Virginia Ventura presentó y ahondó en los usos y controversias del cannabis medicinal.

Share.

About Author

Comments are closed.